La cara del crecimiento económico frente al coronavirus en República Dominicana

0
178
Reduccion del Crecimiento economico
Fuente externa

Víctor Ramos, PhD

La República Dominicana tiene dos décadas de crecimiento económico, durante ese período se han convertido en ejemplo para la región llegando a convertirse, en el milagro económico Banco Central (2016); hay que destacar las principales fuentes de ingresos las exportaciones, el turismo, las remesas y el endeudamiento.

De acuerdo al Banco Mundial (2019), la República Dominicana (RD) ha disfrutado de un fuerte crecimiento económico en los últimos años, con un promedio del 5,3% entre 1993 y 2018, una de las tasas más rápidas de la región de América Latina y el Caribe (ALC).

Tiene un Producto Interno Bruto de aproximadamente US$90,000 millones (Banco Central, 2019); y el nivel ingreso por concepto de ingresos tributarios es de RD$599,162.2 millones (DGII, 2018) menor al presupuesto del mismo año RD$814,821 millones (Diario Libre, 2018), mostrando con ello un déficit mayor a los RD$200,00.00 millones.

Ante esta verdad económica la capacidad de respuesta de Gobierno Central es limitada para atender las demandas de los diferentes sectores de la sociedad. Ahora el coronavirus cuestionará de manera inmisericorde todos los avances que de manera promocional el país ha logrado.

Estimando el PIB que genera el país, y generando solo el 20% de los ingresos durante los próximos 15 días dejará de percibir alrededor de RD$156,821.92 millones; si a eso usted le suma los US$395 millones que se le pagará a ODEBRECH; la reducción inminente de la actividad
económica y con ello la disminución del empleo; el nivel de respuesta del Gobierno Central ameritará una reesctructuración de las decisiones económicas y políticas en función de la priorización en materia de gasto.
En el caso de la provincia Valverde el 46% de los empleos son formales y el 56% es informal (Banco Central, 2018) el impacto del coronavirus será significativo, lo que demandará de igual atención del Estado y de la voluntad del empresariado, a merced de la necesidad inmediata del
56% de las personas que viven de la informalidad y no generan recursos suficientes en el día a día para la manutención de la familia; está el caso de la zona fronteriza desde Dajabón hasta Perdernales en la cual hay provincias que alcanza niveles de pobreza del 80%, (como Elías Piña)
y en el mejor de los casos del 54% (Dajabón) (MEPyD, 2016). El grado de vulnerabilidad cuestionará el desarrollo de las personas y las dos décadas de crecimientos que ha tenido el país.

Hablandoclaro.net

Dejar respuesta