Donald Trump coloca a República Dominicana en la gran lista de países narcotraficantes

0
833
República Dominicana en una lista de 22 países grandes traficicantes de drogas

Washington-DC, Estados Unidos (EFE).– El presidente de EE.UU., Donald Trump, incluyó a la República Dominicana en una lista de 22 países supuestamente “grandes productores o plataformas para el tráfico de drogas”.

En un memorándum enviado al secretario de Estado, Rex Tillerson, Trump identifica a 22 países, en su mayoría latinoamericanos y caribeños, como grandes productores o plataformas para el tráfico de drogas.

Esa lista de países, que según la administración Trump “no refleja necesariamente los esfuerzos antidrogas de sus gobiernos o el nivel de cooperación con EE.UU.”, la integran Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela.

De todos ellos, como en los últimos años, Estados Unidos tan solo “descertifica” a Bolivia y a Venezuela a los cuales acusa de haber incumplido de manera demostrable sus obligaciones bajo los compromisos internacionales antidrogas en los últimos 12 meses.

En octubre de 2016 Danilo respondió al gobierno de EEUU

El 20  de octubre de 2016 el presidente dominicano, Danilo Medina, rechazó críticas de Estados Unidos sobre la situación del narcotráfico en República Dominicana.

En respuesta a las declaraciones del entonces embajador de EEUU en Santo Doming, James (Wally) Brewster, de que República Dominicana es un puente para el tráfico de drogas, Danilo Medina dijo que Estados Unidos es una “avenida de 10 carriles” en lo que respecta al consumo de drogas narcóticas.

Trump amenaza a Colombia

Asimismo, el presidente Trump amenazó al Gobierno de Juan Manuel Santos con “descertificar” a Colombia por incumplir sus compromisos internacionales contra el narcotráfico e incluir así al país andino en una lista formada, un año más, por Venezuela y Bolivia.

La novedad este año es la amenaza de incluir a Colombia en la lista negra junto a Venezuela y Bolivia: “Estados Unidos está considerando seriamente designar a Colombia como un país que ha incumplido de manera demostrable sus obligaciones bajo los compromisos internacionales antidrogas”.

Trump cita “el extraordinario incremento de los cultivos de coca y la producción de cocaína en los últimos tres años, incluido un récord de cultivos en los últimos 12 meses”, como motivos para su amenaza a Colombia, el mayor aliado de Washington en América Latina en la lucha contra el narcotráfico.

“En última instancia, Colombia no está ‘descertificada’ porque su Policía Nacional y sus Fuerzas Armadas son estrechos colaboradores de los Estados Unidos en el continente”, apunta Trump, que también cita el reinicio de políticas de erradicación suspendidas en el país andino desde 2013, coincidiendo con el diálogo de paz con las FARC.

Sin embargo, apunta Trump, “descertificar” a Colombia sigue siendo “una opción”.

El presidente de Estados Unidos ordena a su secretario de Estado que entregue este memorándum al Congreso para que los legisladores lo tengan en cuenta para asignar sus programas de cooperación internacional, aunque determina que “el apoyo al pueblo de Venezuela es fundamental para los intereses de Estados Unidos”.

De Bolivia, sin embargo, no dice nada.

Según cálculos de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP, por su sigla en inglés), los cultivos de coca aumentaron un 18 por ciento en Colombia en 2016, de 159.000 hectáreas en 2015 a 188.000.

La producción de cocaína, por otro lado, subió un 37 %, de 520 toneladas en 2015 a 710 toneladas en 2016.

En mayo, durante una visita de Santos a Washington, Trump ya puso la lucha contra el narcotráfico como el “área más importante” de cooperación entre los dos países, después de calificar de “muy alarmantes” esas cifras e instar al mandatario colombiano a “remediarlo muy rápido”. EFE

Colombia rechaza la amenaza de Donald Trump

Bogotá, 14 sep (EFE).- El Gobierno colombiano dijo hoy que nadie debe amenazarlo en la lucha contra las drogas, en respuesta a las advertencias que hizo ayer el presidente de EE.UU., Donald Trump, de que puede “descertificar” a la administración de Juan Manuel Santos por supuestamente incumplir sus compromisos internacionales contra el narcotráfico.

“Colombia es sin lugar a dudas el país que más ha combatido las drogas y más éxitos ha tenido en este frente. Nadie tiene que amenazarnos para enfrentar este desafío”, manifestó el Gobierno en un comunicado divulgado hoy.

En el mensaje, el Gobierno recuerda que durante más de 30 años “Colombia ha demostrado su compromiso, pagando un muy alto costo en vidas humanas, con la superación del problema de las drogas”.

En un memorándum enviado ayer al secretario de Estado, Rex Tillerson, Trump identifica a 22 países, en su mayoría latinoamericanos y caribeños, como grandes productores o plataformas para el tráfico de drogas.

Esa lista de países, que “no refleja necesariamente los esfuerzos antidrogas de sus Gobiernos o el nivel de cooperación con EE.UU.”, la integran Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela.

“Colombia reitera hoy nuevamente ese compromiso y subraya su disposición a seguir cooperando con los países consumidores para superar este flagelo”, agrega el texto.

En su comunicado, el Gobierno colombiano asegura que en los últimos siete años sus resultados “son contundentes” y señala que desde 2010 a la fecha se han incautado más de 1.621 toneladas de cocaína pura.

“Solo en 2016 fueron 362 toneladas y en lo corrido del 2017 van 275 toneladas. De igual manera, se han centrado los esfuerzos en atacar los ingresos del tráfico de estupefacientes”, agrega entre otros datos presentados.

En opinión del Gobierno, esas cifras muestran que “nunca se ha bajado la guardia contra las organizaciones criminales”.

Recuerda además que la meta combinada es de eliminar 100.000 hectáreas y que por cuenta del proceso de paz, el país tiene “una oportunidad única para superar de manera definitiva ese problema y no dejará que se pierda”. EFE

Hablandoclaro.net

Dejar respuesta