Denuncian destrucción de zona boscosa pone en peligro medioambiental al municipio de Mao

0
816
talan bosque en Hato Nuevo Mao
Fuente externa

Mao.- Moradores de la Comunidad de Hato Nuevo, se quejaron de que parece no importarles a las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente en esta ciudad, de que dueños de terrenos estén desmontando pequeños bosques  que según ellos, sirven de ecosistemas a especies de animales nativas de reptiles y aves.

Según una fuente, los desmontes se vienen realizando en todo la geografía de la parte Este del municipio de Mao y está empeorando la calidad de vida de los seres humanos, los que ya no respiran aire puro como en otros tiempos y advirtió que es cuestión de poco tiempo habrá una crisis medioambiental en la zona.

Añade la fuente que en escenarios de calentamiento global, la conservación de estas especies únicas de bosque seco las cuales se encuentran adaptadas a altas temperaturas y largos periodos de sequías, debe considerarse como una prioridad a nivel nacional”

Las 8 razones por las que debemos proteger y preservar los bosques con características tropicales:

Los árboles constituyen una tecnología natural increíble. Generalmente llamados los pulmones del planeta, los árboles vivos de los bosques tropicales “inhalan” dióxido de carbono (CO2) del aire. Los bosques sanos limpian el aire y regulan el clima.

Los bosques vivos sostienen la vida: benefician a las personas, a las plantas y a los animales por todo el trabajo invisible que realizan como almacén de carbono. También ayudan a controlar el clima del planeta y las precipitaciones.

Plantar árboles en bosques dañados o talados crea un cultivo de árboles jóvenes consumidores de carbono. A medida que crecen los árboles –a lo largo de 50 a 100 años–   absorben CO2 del aire y, a su vez,recuperan el hogar para pájaros y para la vida silvestre.

El consenso científico sostiene que mientras mantengamos gases que atrapan calor, como el CO2, en la biomasa –el tejido vivo de los árboles– podremos reducir las alteraciones relacionadas con el clima como las tormentas poderosas, inundaciones y sequías grandes. Los árboles, por lo tanto, nos protegen.

Los árboles funcionan como máquinas inhaladoras de carbono. Dentro de cualquier bosque, podemos tomar medidas precisas, inclusive el diámetro de los troncos, para determinar la cantidad de carbono almacenado por los árboles.

Anualmente, se genera más contaminación por la pérdida de bosques que por el transporte mundial – aviones, trenes, automóviles y barcos en conjunto. La deforestación produce 15% de las emisiones de CO2 anuales en todo el mundo. Los suelos perturbados –junto con las ramas y hojas podridas– hacen que el carbono sea liberado al aire. Reduzcamos las emisiones preservando nuestros bosques.

La tala de árboles y bosques, muchas veces, se convierte en parte del problema del cambio climático. Cuando se talan árboles por su madera o para combustible –o cuando se queman los bosques para la agricultura– su CO2 almacenado se libera al aire y, de esta manera, genera que el planeta se caliente. Evitemos la deforestación.

Los índices más altos de deforestación se observan en países en vías de desarrollo pero pudemos reducir una de las principales causas del cambio climático, concluyó.

Hablandoclaro.net

Dejar respuesta